¿Por qué conmemoramos y no celebramos el 8 de marzo?

IMG_3432_copia

El día de la mujer, 8 de marzo, se viene “celebrando” desde los últimos años con emocionados poemas que se centran en la belleza y dulzura de ser mujer, o flores y regalos que nos recuerdan lo bien que podemos planchar. El origen y contenido de este día se viene diluyendo, olvidando que no podemos celebrar las brechas existentes que son el origen de este día conmemorativo.

Hace un siglo, en 1909, un 28 de febrero se celebró por primera vez en Nueva York, Estados Unidos el Día Nacional de la Mujer organizado por las Mujeres Socialistas tras una declaración del Partido Socialista de los Estados Unidos en honor a la huelga de las trabajadores textiles de 1908 en la que protestaron por las penosas condiciones de trabajo (Chicago y Nueva York).

Posteriormente, en el año 1910, se llevó a cabo en Copenhague la segunda Conferencia Internacional de las Mujeres Socialistas, en esta oportunidad a propuesta de Clara Zetkin, se instauró el día internacional de la mujer trabajadora, La propuesta de Zetkin fue respaldada unánimemente por la conferencia a la que asistían más de 100 mujeres procedentes de 17 países,

Inicialmente no se fijó una fecha, sin embargo más adelante se fijó en el 8 de marzo, a raíz de que las mujeres salieran a las calles de Petrogrado en 1917 iniciando la Revolución Rusa (1) lo que además coincidió con la protesta de las obreras textiles en Nueva York.

En 1977 la Asamblea General de la ONU invitó a todos los estados a que proclamasen, de acuerdo a sus tradiciones históricas y costumbres nacionales, un día del año como «Día de las Naciones Unidas para los derechos de la mujer y la paz internacional».

En ese marco, en muchos lugares del mundo el 8 de marzo, está marcado por la lucha de las mujeres para poder ejercer su derecho al sufragio, acceder a salarios justos, acceder a educación superior, etc,

Esta es una fecha en la que recordamos a las miles de mujeres que murieron mientras trabajaban en condiciones de explotación, a quienes murieron por defender a las mujeres, quienes dieron su vida para conseguir que las mujeres puedan votar. Y que profundizamos en la reflexión de las brechas actuales como la violencia estructural y machista, las desigualdades salariales y sociales, la invisibilización del trabajo doméstico, la lucha por decidir sobre nuestras cuerpas, etc.

En memoria de las mujeres que lucharon, en diferentes lugares y fechas, con su fuerza presente, como todos los años, las mujeres saldremos a las calles para exigir a nuestras autoridades que ejecuten acciones concretas para erradicar la violencia contra la mujer y disminuir la desigualdad, solicitamos el Pleno Mujer en el Congreso para que se profundice en las soluciones legislativas a diversos temas .Tenemos un sur que es lograr la justicia plena no sólo en la vía penal, sino también en la valoración de nuestro aporte a la sociedad, que implica reconocer que limpiar, cocinar, cuidar y planchar es trabajo también.

Este 8 de marzo, nos encontramos todas para unir nuestras voces y consolidar nuestra fuerza, en el Campo de Marte a las 4p.m.

 

(1) Las sin parte Matrimonios y divorcios entre feminismo y Marxismo, ARRUZZA, CINZIA página 40

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: